superHada Rosa Parks
La valentía de Rosa Parks me sigue inspirando y maravillando a partes iguales.
Rosa Parks, mujer, bus, valiente
50917
post-template-default,single,single-post,postid-50917,single-format-standard,qode-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,brick-ver-1.8, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,enable_full_screen_sections_on_small_screens,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

superhada rosa parks

rosa-parks

ROSA PARKS

 

Supongo que es una historia que ya conoceréis, pero a mi, años después de haberla conocido, me sigue inspirando y maravillando a partes iguales. Uf, qué valiente, qué ejemplo el de ROSA PARKS.

 

Ser mujer hoy es difícil, en 1955 lo era aún más. Ser negra hoy es díficil en demasiados países, en 1955 lo era aún más. Y con todo eso, Rosa Parks decidió el 1 de diciembre de ese año que no cedería su asiento a un blanco como la ley le obligaba. Rosa terminó en prisión. No fue un hecho casual ni un calentón del momento, Rosa hacía 5 años que se unió a la National Association for the Advancement of Colored People comprometida con los movimientos por los derechos civiles. A su sencillo pero increíblemente valiente gesto se le llamó “la chispa de la revolución” por la que si instó a los negros a no utilizar el transporte público; cuando el servicio empezó a dar déficit, se terminó con la segregación racial en los autobuses, lo que a su vez dio fuerzas al movimiento para luchar en otros frentes.

 

Todo un icono y un ejemplo maravilloso de fuerza y determinación para las mujeres.

 

1 Comment
  • Irene
    Responder

    Muy valiente la verdad.

    1 diciembre, 2016 at 9:44 pm

Comentario